lunes, 26 de septiembre de 2011

EL HOBBIT (THe Hobbit, 1977)

Adaptación de la novela de J.R.R. Tolkien, ambientada en La Tierra Media de El Señor de los Anillos y realizada en dibujos animados.


Bilbo Bolson es un apacible hobbit del pueblo de Hobbiton, en La Comarca. Sus principales aficiones son echar anillos de humo con la pipa y ordenar una siempre bien surtida despensa.


Hasta su hogar llega un buen día el mago Gandalf el Gris, acompañando a un grupo de trece enanos capitaneados por Thorin Escudo de Roble. Mientras dan cuenta de la despensa del señor Bolson, Gandalf le expone el motivo de su visita...



Los enanos marchan a La Montaña Solitaria, de donde fueron expulsados hace tiempo por el dragón Smaug; Su objetivo es echarle y recuperar el fabuloso tesoro de sus antepasados. Pero para ello requieren de los servicios de un saqueador, un ladrón habilidoso que les facilite el camino. Y ahí es donde entra en los planes de Gandalf el señor Bolsón... para sorpresa de él mismo!

A pesar de sus reticencias, la extraña oferta despierta el apetito de aventuras de Bilbo. Y así, la pintoresca compañia -13 enanos, un mago y un hobbit- emprenden la larga marcha.



A partir de ese momento, el grupo se enfrentará a peligros tales como trolls, trasgos o arañas gigantes... e incluso a una repulsiva criatura conocida como Gollum, a la que Bilbo arrebata un anillo mágico que otorga el don de la invisibilidad.

Algunos villanos selectos .

Finalmente, llegan hasta la Ciudad del Lago: la última parada antes de adentrarse en la guarida del dragón Smaug, en el corazón de la Montaña Solitaria.




De las adaptaciones al cine que ha tenido la obra de J.R.R. Tolkien son sobradamente conocidas las películas que conforman la trilogía de El Señor de los Anillos dirigidas por Peter Jackson. Y en menor medida el film de animación de 1978 realizado por Ralph Bakshi, también inspirado por las mismas novelas.  Sin embargo, permanece en el olvido esta producción, The Hobbit, junto a otro telefilm de animación, The Return of the King (1980).

En los años 70, los estudios Warner Bros se hacen con los derechos de las novelas del escritor británico con objeto de adaptarlas al cine. Dada la enorme dificultad técnica y de medios que requiere la recreación de las aventuras de Frodo, Gandalf y compañía en la Tierra Media, se opta por poner en marcha un film de animación con el que adaptar El Señor de los Anillos. El resultado es la película antes mencionada de Bakshi, que se estrena en 1978 con malas críticas pero con un notable éxito en taquilla.

Los trasgos y los enanos de  " The Hobbit " .

Además de la mencionada película, los productores Jules Bass y Arthur Rankin ponen en marcha otro film de animación, pero éste basado en la novela de Tolkien El hobbit: se trata de una cinta orientada al público infantil y pensada para ser estrenada en televisión. Aún así, el proyecto gozará de un presupuesto holgado, cerca de tres millones de dólares de la época, siendo hasta aquel momento el film de dibujos animados más costoso realizado para "la caja tonta".

Aunque la película la dirigen los mismos Rankin y Bass, será el estudio nipón Topcraft el encargado de realizar la animación y los fondos; incluso se hacen cargo del diseño de algunos personajes.               


Lo mas parecido al puente aereo en la Tierra Media .

El Hobbit se estrena el 27 de Noviembre de 1977 en el canal NBC de la televisión norteamericana, cosechando un gran éxito de público.

Mal acogida por la crítica, la película no está exenta de detalles de interés que la hacen recomendable cuando menos para el aficionado al universo de Tolkien y de la Tierra Media, además de para los niños.

En un principio, Tolkien escribió El Hobbit como entretenimiento para sus hijos. El manuscrito se publicó originariamente como cuento infantil, pero sufrió posteriores retoques con el fin de hacerlo encajar adecuadamente en la trama de El Señor de los Anillos y convertirlo en una lectura más idonea para todas las edades. La adaptación a la TV de las aventuras de Bilbo se acerca, por tanto, más a la idea primigenia del relato para niños que a la versión que todos conocemos actualmente.


La película dura 1 hora y 15 minutos durante los cuales asistimos de forma apresurada a las aventuras de Bilbo y los enanos. La adaptación resulta bastante fidedigna y muchos diálogos están literalmente tomados del texto de Tolkien. Obviamente hay alguna omisión notable respecto al libro, con objeto de impedir una excesiva duración del film. Y la adaptación al público infantil obligó a algunos retoques con el fin de aliviar las pinceladas violentas del relato.

El grafismo de The Hobbit es bastante peculiar y por desgracia no es uno de sus puntos fuertes. Para mi gusto lo más acertado es la ambientación, los fondos y los escenarios; la representación de la Tierra Media de esta película no desmerece a la imaginada por Tolkien, es rica en detalles sin resultar cargante y posee un estilo cercano a las ilustraciones de los cuentos infantiles muy atractiva.

Algunos escenarios del film :
La Casa de Elrond , la Ciudad del Lago y la Montaña Solitaria .

El estudio japonés encargado de la animación cumple perfectamente en su empeño de dotar de vida y movimientos a los seres de la Tierra Media. Que nadie espere un despliegue de virtuosismo, pero en este sentido el film no se hace monótono; sólo la escena final con la batalla de los cinco ejércitos presenta carencias destacables, en especial esos planos generales desde el aire, que hubiera sido mejor omitir.

De los personajes no puedo decir lo mismo: Gandalf no resulta nada carismático, se le muestra como un anciano malhumorado y algo ido; los elfos del bosque parecen más bien duendes anoréxicos; Gollum es una especie de sapo humanoide y el dragón Smaug carga con un aspecto felino que le favorece más bien poco. Y Bardo y los demás personajes humanos aparecen dotados de un muy reconocible aspecto propio de los films de animación nipones.


Un detalle que ayuda a compensar el diseño de personajes y las limitaciones de la animación son las voces, y en este punto sí que hay un trabajo remarcable. The Hobbit se beneficia de talentos como el de John Huston (Gandalf), Otto Preminger (el rey de los elfos del bosque), Orson Bean (Bilbo) o Richard Boone (Smaug) entre otros, todos ellos cumpliendo con excelencia la tarea de dotar de alma a estos dibujos animados.

Mención aparte merece la banda sonora; al tratarse de una película infantil, abundan las canciones, varias de ellas adaptadas directamente del texto de Tolkien. Algunas contribuyen a ambientar alguna escena del film con acierto -la de los enanos al principio, que viene a ser el tema principal, o la de las adivinanzas cuando Bilbo se encuentra con Gollum-. Pero otras canciones poseen fuertes influencias de balada folk y para colmo el uso de algunos instrumentos modernos (batería, bajo...)  hacen que para mi gusto no todos los temas resulten acertados.


Desde la perspectiva del tiempo, creo que The Hobbit fue un film interesante para disfrutar en su momento, dada la carencia de films no ya sólo inspirados en Tolkien, sino de fantasía medieval que existían.

 A su favor juega el diseño de escenarios, la ambientación y algunos personajes -especialmente Bilbo-. Algunas escenas (como la de Gollum y los acertijos en la oscuridad) están muy bien resueltas y en general, a pesar de omisiones y retoques, se sigue la historia con un evidente respeto a la novela del escritor británico.

Por contra, el principal obstáculo que se encontrará el espectador al ver esta película es lo precipitada que resulta la narración, impidiendo que se pueda apreciar, disfrutar o simplemente comprender lo que se está viendo. El tono de carácter infantil con el que Rankin y Bass crearon el film puede ser una ventaja como un inconveniente, no olvidemos que Tolkien escribió el relato pensando en los niños. En cualquier caso, el exceso de dulcificación termina por generar algún momento algo ridículo, como enemigos abatidos que desaparecen como por encanto.

Aqui se aprecia la influencia nipona en la animación .
¿ Quien les ataca ? ¿ Smaug o un bruto mecánico del Doctor Infierno ?

En definitiva y como decía algo más arriba: una película que me parece algo fallida, pero que puede ser una agradable sorpresa para los lectores de Tolkien sin reparos o simplemente para acercar el universo del genial escritor a los niños.

El éxito de este telefilm para niños generó un segundo largometraje de dibujos animados, también creado para la TV por el tandem Rankin/Bass: The Return of the King. Se trata de un film notablemente inferior a The Hobbit, en el cual se intentó adaptar la tercera novela de la trilogía de El Señor de los Anillos al público infantil. Impensable, pero cierto...


La frase de la película:  "Ladrón! Ladrón! Bolsón!! Lo odiamos!! Lo odiamos para siempre!!!"
Gollum, tras perder su "regalo de cumpleaños".


Quienes la han visto opinan...

"El resultado es muy aceptable, pues se trata de una adaptación relativamente fiel al libro, dotada de una buena animación y alejada de la estética Disney que tanto disgustaba a Tolkien."

"La película se desarrolla muy rápido y una mente que no conozca la historia pasará por alto muchos detalles de la misma."

 

The Hobbit (USA, 1977)

Dirigida y producida por Jules Bass y Arthur Rankin Jr.

Guión por Romeo Muller, basado en la novela del mismo título de J.R.R. Tolkien.

Diseño de personajes por Lester Abrams y Tsuguyuki Kubo.

Música por Maury Laws.

Coordinador de animación: Toru Hara.

Con las voces de:
Orson Bean, Richard Boone, John Huston, Brother Theodore, Hans Conried, Otto Preminger, Cyril Ritchard, John Stephenson.

Otros títulos: A hobbit (Hungría), Hobbit no bôken (Japón), Hobit (Serbia), O hobbit (Brasil).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Les escucha? Son los hijos de la noche...